Búsqueda personalizada

Información sobre donaciones Catástrofe en Chile AQUÍ

Si quieres informarte sobre todo lo que conlleva el proyecto de Lost en 3D, que estamos publicando en nuestra página, no dudes en unirte a nuestro grupo de Facebook y seguirnos en Twitter.

Además, puedes comentar los episodios Aquí en nuestro Foro junto a toda la comunidad FLC.

viernes, 12 de marzo de 2010

Lost 6x07 - Dr. Linus - Perdidos s06e07 - Review



7 episodios ya de esta última temporada, y poco a poco las fichas se colocan en su lugar. Tras ese "Sundown" que tanto nos gustó a ambos, ¿qué tenemos que decir de este 6x07 - "Dr. Linus"? ¿Es necesario que nos deshagamos en elogios por la enorme interpretación de Michael Emerson? Creemos que sí, que lo es. Pero antes de eso, vamos, como siempre, desgranando poco a poco las preguntas y respuestas que este emotivo episodio nos deja. Un episodio en el que Michael Emerson nos dió una brillante clase de actuación, con sus miradas y gestos, con su excelente interpretación de los parlamentos, que nos hizo emocionar. Una vez mas nos quitamos el sombrero y le hacemos una reverencia al mejor actor de esta serie.

Dicho esto, vamos allá con este impresionante "Dr. Linus", que pese a no tener mucha acción isleña, nos deja un interesante viaje por la mente de uno de los personajes más complejos y atractivos de la serie. ¡Y recuerden que sus comentarios son bienvenidos!


¿Dónde nos habíamos quedado?

En el episodio anterior, cayó la noche en la isla, y la muerte se extendió por el templo, de la mano de Sayid y del Hombre de Negro. Y vimos al iraquí, quien lleva desde la primera temporada de la serie luchando contra sus demonios, sucumbir a ellos, al ponerse el sol en su alma. El valiente y hábil ex-soldado vendió su alma al Hombre de Negro, dejando que la oscuridad la dominase, se extendiese y le controlase, lo cuál se tradujo en muerte. Sayid se convirtió en la muerte, el lugarteniente del ejército de los malditos.

Mientras en el lado de la "oscuridad" (cueva, templo, noche) ocurría este horrible hecho, en el lado de la "luz" (día, acantilado, faro), tenía lugar otra lucha, diferente pero muy parecida. Jack se sentaba, mirando al océano, luchando con la confusión que hervía en su interior, mientras Jacob y Hurley discutían sobre la importancia del doctor para la isla.

Y en medio de todo eso, un grupo de gente corre despavorida, sin rumbo, escapando de la horrible masacre del templo. Y uno de ellos, tras fracasar en su misión de recuperar a Sayid, aparece de entre la oscuridad para llegar ante la luz de las antorchas de sus compañeros. Ese hombre que aparece de entre la penumbra no es otro que el hombre detrás de la cortina, Ben Linus.

Y en esta temporada caracterizada por la lucha interna, por ver a nuestros personajes enfrentarse a sus demonios... ¿cómo se portará el ambiguo ex-lider de los others? ¿Sucumbirá a la oscuridad como ese hombre que mató para él durante unos años? Partimos de ese punto, y disfrutemos de este festival interpretativo del gran Michael Emerson.


¿Cómo es el nuevo Ben?

Como ya sabemos, en la realidad alternativa, Ben es Ben Linus, profesor de historia europea. La primera impresión que nos dio cuando le vimos por primera vez en el episodio 6x04 - "The substitute" es la de ser un hombre algo excéntrico y quisquilloso, pero no "malo", que es como definiríamos al Ben a quien vimos, desde la tercera temporada, asesinar a su padre, disparar a John Locke, estrangularlo, matar a Jacob, intentar asesinar a Penny... y muchas cosas más en una extensa lista de atrocidades.



En una bastante irónica escena que resume en unos segundos la evolución de Ben en la serie comparándola con la gloria y posterior exilio de Napoleón a la isla de Elba, y su pérdida de poder. La isla, el líder caído, el "Le habría dado lo mismo estar muerto". Ben nos narra la historia de su propia vida, la historia de ese Ben Linus perdido que vemos en la isla, despojado de todo lo que tenía...

Y el nuevo Ben aquí está bajo la mano del severo director Reynolds, interpretado por William Atherton (Quien, curiosamente, interpretó a un personaje llamado Dr. Linus Mills en un episodio de la serie "Nash Bridges", de Carlton Cuse). Un hombre que, en los comentarios de una de las sneaks de este episodio, mucha gente confundía con Widmore al verle al fondo detrás de Ben. Pues este hombre puede tener cierto paralelismo con Charles, ya que Ben parece desear su puesto al frente de este, a falta de isla, instituto.

Pero pese a su deseo, este Ben no parece muy decidido a pasar a la acción. Parece tener buenas ideas, pero es un hombre resignado a su situación, que acepta ser tratado de ese modo. Es el Dr Linus, pero nadie más le llama así, por mucho que eso le moleste, como vemos cuando el director se aleja y Ben murmura "Es Dr. Linus, en verdad". Y acepta, a regañadientes, todas las tareas tediosas que el director Reynolds le designa. Este Ben, mucho más pasivo e inocente, y para nada tan sibilino como el Ben isleño. Este Ben parece ser un buenazo, pero un buenazo con ganas de poder que necesita un empujoncito para pasar a la acción.

Mientras el quejica de Artz (quien se limpia su camisa, y que en "Exodus" se encuentra en el papel de ser quien es limpiado de las camisas de otros) y Ben hablan del director del instituto, aparece quien le da ese empujoncito. Y no es otro que el rostro de aquel que le hizo matar a Jacob. John Locke, el substituto. Y de nuevo, vemos a un personaje apelar a lo que está arraigado en lo más profundo del otro. Jack y su "tienes lo que hace falta". Sayid y su búsqueda de la bondad de su alma. Y Ben y su "Te preocupas por este lugar". No es la isla, pero es el instituto. Y eso no cambia en Ben. Porque, pese a todas sus sucias tácticas y las cosas horribles que ha hecho, Ben Linus es y siempre ha sido un protector. Un guardián.

Su vida no parece demasiado feliz, o al menos no puede parecerlo. Ben parece un apasionado de lo que hace, de dar clases. Parece muy preocupado por sus estudiantes, e incluso tiene un club para ellos. Pero, al igual que el Ben isleño, un hombre al que no podemos asociar con ningún sentimiento romántico (o quizá sí, si llamamos así a la enfermiza obsesión que sentía por Juliet y que pudimos ver en "The other woman"), sigue solo, sin una pareja a su lado.

Este Ben vive con la única compañía de sus libros, sus estudiantes y su padre. Sí, su padre.



Un padre enfermo al que Ben cuida, un padre con quien parece tener una buena relación. No parece haber sido el horrible Roger Linus que golpeaba a ese niño, que lo llenó de ganas de venganza.

Por cierto, el actor Jon Gries ha interpretado a Roger Linus en sus versiones de 1964 (nacimiento de Ben) y 2004 (ésta que acabamos de ver). El mismo actor ha servido para hacer del mismo personaje con 40 años de diferencia. Buen trabajo de maquillaje.

Aparte podemos encontrar una curiosa referencia. En la otra realidad, Ben mata a su padre utilizando gas, como vimos en "The man behind the curtain", y en esta, le proporciona otro gas (oxígeno) para mantenerle con vida. Esos detalles nos dicen que nos encontramos ante un Ben opuesto.

Roger nos cuenta que si se unió a la iniciativa Dharma fue para dar a su hijo un buen futuro, para no verle considerarse un perdedor como está haciendo ahora. Roger, que cree que si se hubiesen quedado en Dharma hubiesen sido felices, diciendo, "¿Quién sabe en lo que te hubieses convertido?".

Nosotros lo sabemos. En un hombre capaz de todo por la isla, incluido matar a su propio padre. Un hombre que, creyendo estar en el poder, era una simple marioneta, y que se encuentra perdido ahora que conoce esa verdad.

Hablemos de ese Ben isleño, pero antes...


Un momento, ¿qué pintan esos dos ahí?

Ben y Roger estaban en la isla en 1977 al detonar la bomba. Nuestros losties también, y volvieron a 2007. Pero el resto no. Y si asumimos que la realidad alternativa se creó cuando la bomba explotó y hundió la isla, entonces algo no encaja... Ben y Roger deberían estar muertos.

Esto nos abre varias posibilidades:

  • La destrucción de la isla no fue completa, y pudieron escapar de ella.
  • La explosión provocó algo que hizo que la isla se hundiese un tiempo después, y entre esos momentos, ellos se marcharon.
  • La bomba no hizo nada. El cambio isleño tuvo lugar en otro momento posterior.

La primera opción no parece probable, ya que el modo de hablar de Roger deja entrever que la marcha fue decisión suya, no una evacuación. ¿Nuestra apuesta? La realidad alternativa no es un resultado de la bomba, sino de algo que veremos más adelante, probablemente hecho por Jacob o por el Hombre de Negro.


¿Quién es ahora el Ben de la isla?

Ese Ben, como bien explicaba su respectivo en la segunda realidad sobre la persona de Napoleón, es un hombre perdido sin su poder, un hombre que ahora, en vez de infundir miedo, lo siente. Un hombre que ya no puede hacer el mal y salir impune.



Es impresionante ver la evolución de este personaje, verle en esas situaciones en las que se encuentra tan perdido, e incluso resulta patético, ver a ese hombre, que una vez fue poderoso, intentar mentir desesperadamente para intentar librarse de las consecuencias de sus actos, o intentar desacreditar a Miles delante de Ilana para convencer a ésta de que él miente.

Visto esto, no nos debería extrañar que, mientras Ben revuelve entre revistas porno de la tienda de Sawyer y aparta el libro "The Chosen", de Chaim Potok (Escrito en 1967, que trata de dos adolescentes judíos que forman una amistad pese a provenir de mundos diferentes) y otro llamado "Benjamin Disraeli: Justice is truth in action" (Benjamin Disraeli fue un famoso primer ministro británico), Frank se acerque y, en su ya clásica aparición de una frase por episodio (vaya chollo de trabajo ha encontrado el hombre), nos recuerde con ironía que Ben es alguien que "hace amigos con facilidad".


¿Para qué quería Ilana la ceniza de Jacob?

Aparentemente Ilana sabe mucho sobre lo que está pasando en la isla. ¿Por qué? Por lo que ella nos cuenta, Jacob era como un padre para ella, y probablemente fue quien le dio toda esa información. Ilana sabe que Miles puede "hablar con los muertos", y seguramente también sabe que el Humo Negro no podía matar a Jacob. Y ahora sabe que fue Ben quien lo mató.

Aparte de esto, seguro que la ceniza tiene alguna utilidad más... dado que Jacob era el "protector de la isla", aquel que impide salir al Hombre de Negro, aquel que dirigió las vidas de 360 personas, que salvó al hijo de Dogen... así que no creo que eso sea lo último que veamos de las cenizas.


El orgullo del Dr. Linus.

Como ya dijimos, Ben se siente un perdedor en la realidad alternativa, siente que su vida está desaprovechada, que sus estudios, su doctorado en historia europea no es nada... cuando su trabajo se reduce a vigilar alumnos rebeldes en la sala de castigados. Y allí no es el Dr. Linus, es Linus simplemente, un hombre apagado que, en voz baja, sin que nadie lo escuche, repite "Es Dr Linus, por cierto".

Pero hay una persona que sí da ese trato a Ben, una persona que parece tenerle aprecio, y a la que Ben también se lo tiene. Alex Rousseau.



Eso es, su hija en la primera realidad, es su alumna en esta, y en ambas, como veremos más adelante, su debilidad. El oscuro y ambiguo Ben Linus tiene un corazoncito, siempre que Alex esté de por medio. Como vimos en el episodio anterior con Sayid y Nadia, si hay una cosa que no cambia entre realidades, es el amor.


La nostalgia.

Mientras Ben hurga en la tienda de Sawyer, buscando algo útil entre libros y revistas porno, de nuevo nos encontramos con una conversación referente a la nostalgia sobre la primera temporada, en la que, para todos los personajes, la vida parecía mejor. Desde luego lo era, cuando en vez de ser peones en una partida entre dos seres omnipotentes, sólo eran náufragos en una isla, o parte de la gente que protegía ésta. Y parece que este es un sentimiento muy común entre los fans también.


¿Cómo es la vida de Alex?

Por lo poco que deja entrever, la bella Alex, en esta realidad, es una estudiante modelo, preocupada por su futuro. Y nos deja un dato importante. Su madre está viva, así que quizá tengamos la oportunidad de ver a Danielle en algún momento. ¿Y su padre, Robert? No se le menciona en ningún momento, pero Alex habla de que su madre tiene que trabajar en dos lugares para poder pagar sus estudios, así que quizá, el padre no esté cerca.




La información es poder, en manos de Ben.

A medida que avanza la historia de la realidad alternativa, podemos ver el enorme paralelismo que hay entre ésta y la lucha de poderes que mantuvieron Ben y Widmore en la isla. En este caso Ben sigue siendo Ben, un hombre lleno de ideas y potencial que tiene que resignarse a ser un segundón, y el director es el líder, es Widmore.

Y, en la isla, Ben usó una pieza de información para derrocar a Widmore. Había unas "reglas", y Widmore las incumplió, al tener una relación con una mujer de fuera de la isla. Eso provocó su destierro. Y en este caso, se trata de que el director Reynolds tiene una aventura con la enfermera del colegio, lo cual también va contra las "reglas" que hay en ese ambiente. Reglas a las que también podemos llamar ley.

Y pese a que Ben promete a Alex guardar eso en secreto, su mirada Ben Linus marca registrada, nos dice lo contrario. Esa pieza de información en sus manos es la llave para hacerse con el poder.




¿A Jacob le importaba morir?

Otra de las pequeñas respuestas que nos da este episodio por boca de Miles nos dice que Jacob, en el instante antes de morir, esperaba estar equivocado con Ben.

¿Qué nos dice esto? Que quizá, pese a lo que podamos pensar, Jacob no controla completamente los destinos de esta gente, que hay, aunque sea mínimo, un margen de duda, que permite que estos candidatos, en algunos momentos, puedan elegir su propio destino.


¿Qué le pasa a Richard?

Cuando le vemos, parece completamente cambiado. Asustado, harto, cansado... y poco a poco vamos viendo qué es lo que le ocurre realmente. Quiere morir. Y no puede matarse él mismo, ya que Jacob le tocó, dándole esa vida eterna, que para él es una maldición. Tras pasar años y años sirviendo a Jacob, la muerte de éste le ha hecho perder toda esperanza, y darse cuenta que aquello a lo que ha dedicado toda su vida no tiene sentido.

Cuando Richard nos dice que siguió a un hombre que decía que todo ocurría una razón y que tenía un plan, para descubrir que había muerto sin darle resolución, podemos encontrar cierto paralelismo con Jack siguiendo las instrucciones de Locke para volver a la isla, muriendo este antes de decirles nada. Y, en ambos casos, fue Ben Linus quien asesinó a esas personas.

Volvemos a la Roca Negra, lugar que no visitábamos desde "The Brig". Y vemos que reutilizan un plano de "Exodus" para mostrárnosla. Cuando vemos cómo Richard se detiene en un lugar en concreto dentro del barco, un lugar vacío, con grilletes, eso parece confirmarnos que Richard fue una vez uno de los esclavos del barco, al que no había vuelto desde entonces. Y sabe perfectamente lo que hay allí dentro, así que va a por la dinamita.

Esa dinamita nos trae otro recuerdo de la primera temporada, cuando Hurley recuerda la horrible muerte de Artz, al que acabamos de ver unos instantes antes en la realidad alternativa, tan irritante como siempre.


¿Los que han sido "tocados" son inmortales?

Inmortales, queremos decir, en el mismo sentido que Richard, esto es, no pueden poner fin a su vida hasta que Jacob decida que eso sea así, mientras él considere que tienen una misión que cumplir.

¿Eso quiere decir que el resto de la gente a la que tocó Jacob... no puede morir? O al menos, ¿no puede morir más que a manos de otro, y no de la suya propia? ¿Nos están diciendo que el accidente que frustró el intento de suicidio de Jack en "Through the looking glass" no fue una casualidad, si no un modo que tuvo el destino de evitar su muerte? ¿Nos están diciendo que Jacob tocó a Michael en algún momento, y por eso no pudo morir hasta completar su misión, como vimos en "Meet Kevin Johnson" y "There's no place like home"? Pero... ¿quien le dio la "libertad" a Michael no fue Christian? ¿Y Christian de qué lado está, es el humo negro? ¿El humo negro también puede... "tocar" a sus elegidos?


¿Jack, el hombre de fe?

Esa misma escena nos muestra a Jack dar un paso más hacia ser ese "hombre de fe", ya que acepta las palabras de Richard sin dudarlo, poniendo su vida en juego ciegamente, simplemente creyendo que, como Jacob también le tocó a él, tiene un motivo para estar ahí, y que no le permitirá morir.



Y tiene razón. Y estos actos de fe ciega de Jack le encaminan cada vez más a parecerse a Locke. No sabemos si Jack ha hecho esto porque también esperaba morir, o para demostrarse a sí mismo que tiene una misión, un motivo. Sea como sea, el liderazgo que Hurley parecía haber tomado en los episodios anteriores, se acabó. Ahora Jack vuelve a estar al mando.


¿Qué motiva a Miles?



Aun en peligro de muerte, parece que lo único que ronda por su mente, pese a haber pasado 3 años ya en la isla, es el dinero. Miles es un tío sin escrúpulos, como ya demostró robando a una abuela afligida por la muerte de su nieto en "Confirmed dead", estafando a un padre que deseaba disculparse con su hijo fallecido (aunque arrepintiéndose posteriormente) en "Some like it hoth", y ahora desenterrando los diamantes que vimos quedaron sobre los cuerpos de Paulo y Nikki en "Exposé". La codicia no es buena, Miles...


¿Ha cambiado Ben?

De nuevo, como ya es costumbre, vemos al Hombre de Negro intentando reclutar a alguien, a Ben esta vez. Y le ofrece aquello a lo que ha dedicado su vida, aquello que le costó todo. Le ofrece la isla. Y pensamos, que si Sayid aceptó el trato, entonces el corrupto Ben lo haría sin dudarlo.

Y nos equivocaríamos.

En una genial sucesión de escenas de ambas realidades, vemos a Ben jugar sus bazas. En la realidad alternativa va a chantajear al director, buscando su puesto, pero este contraataca, amenazándole destrozar el futuro de Alex. Otro paralelismo con la trama isleña, donde Keamy obligó a Ben a elegir entre su poder en la isla, y su hija. Y Ben eligió el poder. Y en la isla... vemos que decide seguir las indicaciones que el Hombre de Negro le da, y tomar un arma.

Y entonces llega la sorpresa.

En una de las interpretaciones más memorables y espectaculares de toda la serie por parte del gran Michael Emerson, Ben abre su corazón y revela lo que sentía, esa ira, contra Jacob, y sobre todo contra sí mismo, por haber elegido a la isla antes que a Alex, porque había creído que lo que realmente le importaba era tener poder, pero ahora que le falta, descubre que lo realmente importante para él... era su hija, Alex.



Una escena impresionante, perfecta, en la que ver a Ben en esa situación, como nunca le hemos visto antes, nos pone los pelos de punta. Un aplauso para el gran Michael Emerson, que, cuando creemos que no puede superarse, lo hace. Espectacular.

E instantáneamente, tras estar aún con las lágrimas de esta escena, volvemos a la realidad alternativa, donde Ben, el otro Ben, se enfrenta a la prueba que no superó en la isla. Tiene que elegir entre el poder y Alex. Y, sorprendentemente, ese Ben sí pasa la prueba. Elige a Alex, redimiendo en cierto modo todas sus malas acciones pasadas.



Y eligiendo a Alex, demostrándose íntegro, demostrando qué es lo que importa realmente, pese a que seguirá siendo lo que consideraba un "perdedor", al menos parece sentirse satisfecho y feliz. Grande este Ben, grande Emerson. Y a diferencia de su antiguo asesino a sueldo Sayid, fue capaz de vencer esa oscuridad que le caracteriza, en la isla admitiendo su dolor y su ira, reconociendo su error y su mala decisión.


El "ejército de la luz".

En el episodio anterior, vimos cómo Sayid sucumbía a la oscuridad, convirtiéndose así en un poderoso integrante del ejército del Hombre de Negro. Y ahora, se forma el grupo de Jacob. Richard, Ilana, Miles, Frank, Sun, Hurley, Jack... y Ben. Ben, que ha tomado una decisión, Ben, que está sólo, sin nada ni nadie. No tiene poder, ni tiene a Alex, y vemos que eso son las consecuencias de sus actos. ¿Qué le queda ahora? Vengarse... de quien le engañó, y quizá redimirse haciendo algo bueno por la isla.




¿Charles Widmore?

¿Estas ocho personas pueden hacer algo con el considerable ejército que el Hombre de Negro ha reunido? Quizá no, pero... ¿y si cuentan con la ayuda de un hombre que una vez fue poderoso en la isla, y que lo es fuera? ¿Y si los ayuda Charles Widmore y su gente? ¿Y si entre esa gente está Desmond? Ojalá...

La llegada de Charles en el "impresionante" submarino hecho por ordenador nos hace preguntarnos algunas cosas. ¿Por qué llega ahora a la isla? ¿Acaso Eloise le guió de algún modo? ¿O quizá, la muerte de Jacob o de Dogen "desprotegió" la isla de algún modo?

Y del mismo modo que nos planteamos si Widmore está del lado de Jacob... ¿y si no lo está? ¿Y si el pequeño ejército que seguramente Widmore lleva, se unen a las filas del Hombre de Negro?

O, incluso, ¿podría Widmore formar un tercer bando, que no responde ante nadie salvo sus propios intereses?

Sea como sea, lo seguro es que la guerra entre Widmore y Ben continuará, y ya se encuentren como enemigos o como aliados, su enfrentamiento no terminará aquí. Ben parece haber desistido de su búsqueda de poder al frente de la isla... pero... ¿seguirá pensando igual cuando Widmore llegue para reclamarla?


Nuestra opinión personal.

Gran episodio, rivalizando y quizá superando al anterior "Sundown". Ambos comparten una estructura similar, basada en un avance paralelo en las dos realidades que van mostrando la lucha de dos ambiguos personajes contra sus demonios. Y si en el anterior venció la oscuridad, y nos sirvió como excusa para formar el grupo del Hombre de Negro, en éste vence la luz, formando así el bando de Jacob, dejando ya todo listo para un posible enfrentamiento.

En esta ocasión, la realidad alternativa está profundamente relacionada con la historia que hemos visto a Ben vivir durante toda la serie, con su lucha por el poder, con el sacrificio de su hija... y en cierto modo nos deja un saborcillo a redención, a paso final en la evolución de este misterioso y fascinante personaje.

Ha tenido menos acción que su contraparte oscura, "Sundown", pero ha tenido más momentos emocionales, y algunas actuaciones memorables.

En definitiva, nos encontramos con un gran episodio, que brilla especialmente gracias a la como siempre impecable interpretación de Ben Linus. Y ahora que ambos bandos están formados, es la hora de que todo empiece a suceder. En cuanto a la realidad alternativa, cada vez parece más una oportunidad de redención que otra cosa, así que quizá no debamos esperar movimiento en ella hasta el final.

Sea como sea, gran episodio, con un muy buen y sorprendente cliffhanger que nos deja con ganas de que llegue de una vez la semana próxima.


Fuente: Llegaron para quedarse

1 comentarios:

klaudiohax dijo...

BRILLANTE, SIEMPRE LINUS SERÁ MI PERSONAJE FAVORITO DE LOST!

MUY BUENO EL REVIEW!!!